Diseño y Construcción

Lunes, 15 Septiembre   

Antes de construir una bodega refrigerada es importante determinar sus requerimientos y las condi clones ambientales del lugar. En su diseño debe tomarse en consideración los productos que van a ser almacenados, sus tipos, cantidades, períodos de producción y las condiciones de almacenamiento exigidas por el producto y por el mercado. Factores inherentes tales como medio ambiente local, la disponibilidad de mano de obra y sus habilidades y experiencias deben también ser consideradas. El tamaño de la bodega se determinará de acuerdo a factores económicos y técnicos. Las bodegas pequeñas son más caras que las grandes por unidad de volumen en cuanto a construcción y operación, pero el control de existencias y el manejo en las boegas refrigeradas de grandes dimensiones es más complejo y difícil. El volumen de la bodega refrigerada dependerá del tipo de estiba necesario para la buena circulación del aire y la disipación del calor; la altura dependerá de los métodos de manejo y la forma en que se vaya a construir la estiba, 2.5 a 3 metros para la manipulación manual y 6 y aún 9 metros si se usa el manejo mecanizado con palets. Una vez que todos estos factores han sido considerados, puede hacerse el cálculo de las necesidades de refrigeración y con ello, la capacidad requerida y el aislamiento de la bodega.